viernes, 20 de octubre de 2017

Nobleza Criolla


¿Una "nobleza" criolla? Cuán profundo es el elitismo en Colombia y qué implica para el país
Un Artículo de la BBC:
http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-41329392#_=_

martes, 19 de septiembre de 2017

Algunos dicen que el final viene

El final, parece que se acerca, muchos lo vaticinan, muchos lo esperan, muchos ya se están aprovechando. Qué mejor cosa le podría ocurrir a esta humanidad para la que el estado de perfección se mide según la envidia que se despierte en el prójimo.
Algunos dicen ser mejores personas porque lloran cuando en la China se comen a un perro, mientras lloran comparten techo con alguien a quien nunca han dado gracias.
Otros dicen que el fin los tomará como benditos por su cruzada sagrada pervirtiendo y escupiendo cada átomo que no es compatible con sus creencias.
Otros sonríen para la cámara, han comprado un celular inteligente que los llevará a un paraíso perenne.
Otros esperamos ver cómo actúan todos ellos cuando la justicia de la naturaleza nos atropelle a todos.

viernes, 25 de agosto de 2017

Super papa Francisco: Quédate en Bogotá


Hagamos una petición para que el santo Bergoglio se quede eternamente en Bogotá, de esa manera el alcalde Kike mantiene la fachada de ciudad limpia, moderna y segura que descaradamente ha construido en los últimos días.
Recogen basura, porque viene el papa, limpian las calles, porque vienen el papa, tapan huecos, porque viene el papa, circulan más tombos, porque viene el papa, los ñeros del Campín no apuñalan a matar, porque viene el papa, los atracadores devuelven los papeles a los que tienen la gorra del papa, en las ollas hacen rebaja, porque viene el papa.
#FranciscoQuédatePorFavor
#ProfesorRata

sábado, 19 de agosto de 2017

De Padres y Perros



Un artículo de contexto: http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/trata-su-mascota-como-un-hijo-articulo-708795

Siempre me ha resultado extraño el gozo con el que ciertas personas se refieren sus “animales de compañía”, hablan de ellos como si se tratara de su descendencia, de sus hijos.
Es raro, puesto que muchos de ellos ni siquiera han tenido hijos, se refieren a los niños como un total estorbo, propio de seres, como yo, de casta inferior.
Otra de sus peculiaridades, en el caso de ser tíos o de que algún pequeño llegue al seno de su familia, es su constante exhibición con esa pobre criatura inocente que debe soportar los embates amorosos de aquel o aquella que en otros espacios desdeña de la maternidad o paternidad… pero ese es otro tema.
La claridad que he tenido que vivir, con muchas de esas personas que humanizan y vuelven sagre de su sangre a un cuadrúpedo, es que no le encuentro punto de comparación a la paternidad real, ¿a quién se le ocurre que puede ser el papá de un perro? No son necesarios años de estudio en zoología, veterinaria o lo que sea, para entender que es algo innatural. Basta ver un programa de televisión o un video que hable de la relación madre-cachorro para darse cuenta de lo corta que es, se limita a las necesidades básicas.
No digo que todos deberían tener hijos, no, no pienso eso. Es más, creo que hay personas a las que les deberían negar esa alternativa de manera constitucional. Por ejemplo, a los forros que consideran que un perro debe salir a la calle con “botitas”. ¡Puta madre! ¡Qué sería de la vida de un infante con una madre o padre así!
Una persona que desborda esta estúpida sobreprotección sobre un animal sería el peor referente de humanidad sensata para cualquier culicagado.
Comprendo que muchos deben estar molestos, dado que las personas que han alcanzado ese plano de superación contradictoria, al que no pertenecemos los majaderos que tenemos crías propias, soportan que les escupan a la mamá pero ni por el carajo que les miren de reojo a “su bebe, e pedito, e gatito”. ¿Qué le hacemos? Procuro respetar, o más bien callar, porque en realidad no respeto que a un perro a un gato se les convierta en el muro de lamentaciones y desahogos que simplemente sirven al egoísta ser humano que se cree mejor por tenerle un cuarto privado a un canchoso.
Como a los niños, si a los perros se les trata como pendejos, no se puede esperar que estos se comporten de manera ilustre.
Pocas cosas se comparan con salir a caminar acompañado de un perro que no necesita collar, ese mismo chandoso que se escapa y vuelve a los tres días oliendo a mortecino pero batiendo el rabo, con una cara de felicidad, como queriendo contarle a uno lo bien que la había pasado y la cantidad de perras que se había saboreado. Entonces, uno lo miraba con piedra y asco, pero nunca sin dejar escapar el amor que se puede sentir por ver que ese desgraciado había regresado, como un verdadero perro amigo. Se le miraba con el amor en el que se acepta al otro como es y no con botitas de mierda “pada que as patitas e bebé do se mojen”.
Finalmente, no importaba cuántas veces se tuviera que volver un caos el baño para quitarle el olor a lujuria canina a ese pulgoso, pues pocas personas son tan buenos compañeros de camino como un perro, pero pocos perros te cambian la vida con una palabra.
La mayoría prefiere arrastrar a los otros con una cadena. La mayoría llama amor verdadero a ese en el que no obtiene respuesta ni reclamo, a ese en el que hay un amo y una mascota que siempre mueve “a codita e bebé”.
Ese es el amor de hoy, el de mostrar como trofeo, el de tratar de mejor forma a un animal de laboratorio que al propio prójimo.

¡Cómo me hace de falta un perro para caminar mientras tenemos una inteligente conversación!

viernes, 11 de agosto de 2017

Eugenia y Bogotá (extracto 01)


Eugenia siguió las indicaciones. Al llegar a la estación de la Avenida Jiménez con Caracas, a esa semi-cloaca distrital, se dirigió, sin saberlo, a la salida sur. Allí vio una plazoleta con una suerte de poste a manera de obelisco pigmeo que indica la ubicación de la letrina pública del sector. Al fondo una iglesia. Eugenia, como historiadora que es, sintió atracción por aquel templo. Nadie, hasta pasadas unas horas, le habló de aquella estructura, cuyo estado es fiel testimonio del logro alcanzado al consagrar una tierra de rateros al Sagrado Corazón de Jesucristo, donde los verdaderos mártires necesitarían un terreno millares de veces más prominente que el de aquella plaza enjuta.
Eugenia encontró cerrado el templo, así que siguió su camino hacia lo que ella consideraba debía ser el centro de esta Atenas. No se equivocaba, estaba caminando sobre el eje de esta mentirosa sociedad, de conciencia sucia, con olor a tinaco mezclado con varillos de bareta y bazuco, sin dientes y llena de cicatrices, aspirando una bolsa con restos de pegamento hallada junto a una bola de excremento, que esconde con arrogancia la inequidad que siempre la ha caracterizado, que prefiere un bloque de cemento a una caja de libros… Eugenia caminaba por el verdadero “sagrado corazón de Bogotá”.

martes, 25 de julio de 2017

Cuestión de caballeros

https://www.elheraldo.co/entretenimiento/estilista-norberto-sera-condecorado-por-el-congreso-de-la-republica-385567#undefined.xiqq
<<Cuestión de caballeros>>
El enlace que acompaña esta publicación ya había sido compartido, por este espacio, la noche anterior. Esa publicación fue eliminada puesto que, puede ser*, que se haya empleado un lenguaje que molestara a los defensores de la vida liberal y acérrimos enemigos de los conservadores derechistas… algún idiota tildó de esa forma a este “pasquín” (ese mote le dio a #pillelavuelta). Por poco, la rata escritora (o escrotora) cae en el juego de discutir con quienes es imposible discutir…
Puede que no esté bien decirle “doña” a don Norberto y puede que hoy en día esté muy mal decir, en este evolucionado país, que ser caballero en #Colombia es una completa maricada. Si, mil disculpas, parece que eso les ha dolido mucho y ha lastimado su espíritu de revolución mediática. Seguramente nunca emplean términos cercanos a la palabra “marica” en su lenguaje coloquial, ¡ni de fundas!, ¿si o no marika?
Digo, puede ser* que haya resultado ofensivo en mis letras, porque puede ser* que hayan resultado ofensivos los comentarios recibidos al respecto… Puede ser* nada más, porque los ultraevolucionados “NUNCA” escriben ofensas, pues ellos han sido enviados para iluminar nuestra caverna. Su naturaleza superior va más allá de cualquier grosería.
Alguna de esas y esos que comentó (toca así para ser incluyente) –aunque fue una esa– tendrá pulcritud en redes pues en persona no la cobija, se le conoce a la doña… Si, todos somos prístinos en lo que las redes nos permiten mostrar. Esa, como muchos esos, es de los y las que defiende la paz a punta de escupitajos y bolas de mierda a falta de granadas. Ultraevolucionados dicen que son, pero, se comportan como “palomas” o “cabales” cuando tienen que hacerlo.
La diatriba se dirige a que este grupete, que bien grande parece ser, no permite el menor asomo de crítica contra algo en lo que sus comunidades sean permeadas. Criticar la condecoración de don Norberto es una crítica a la población LGBTI… Pues no, pendejos, no lo es, aunque nada les hará cambiar su postura apretada como tuerca de submarino… Si la crítica fuera contra la condecoración de un peluquero de perros los animalistas saldrían con hachas y antorchas… Si la crítica fuera contra la condecoración a una peluquera: “Es por lo que es mujer, verdad, machista desgraciado”…Si se criticara la condecoración de un podador de plantas los veganos harían huelga de hambre…
Se amarran a un palo para defender la vida de un delfín, pero no le pagan seguridad social a sus empleadas de servicio, dijo el maestro Rubén Blades.
Que condecoren a don Norberto es otra muestra de que el congreso, esa pila de lagartos regordetes de nuestros votos, habla por su criterio propio. No representan a una nación, pues no hay nación que representar, para eso se requiere unidad. Por lo menos no representan a quien escribe y no es porque don Norberto sea ultraevolucionado-gay, es porque aquí a la vuelta hay muchas personas que merecen reconocimiento por lo que hacen a diario por su comunidad… pero no son amiguis de los congresistas, ¿si o no mk?
Coloquialmente hablando, las condecoraciones en este país son una maricada, es decir una total pendejada (aclaración para los débiles de carácter), pueden verlo: http://www.cancilleria.gov.co/footer/protocol/ceremonial/condecorations
A riesgo de que me llamen paraco guerrerista, hay mucho soldadito que me rece esas medallas y están postrados en una silla, totalmente abandonados, sin ningún don Norberto que les haga, aunque sea, una despuntada.
Si lo que esperan es un aplauso por ese nuevo acto de circo absurdo del #congreso de este país –Ah si, una vez, una animalista se molestó porque dibujamos ratas a manera de congresistas– se quedarán esperando. Al igual que no se respeta la condecoración de un reguetonero como el gran poeta universal, al igual que no se respeta el ofrecimiento de un municipio a la virgen del acueducto, no se respeta que se condecore a don Norberto. Se insiste: en este país hay miles de personas que merecen reconocimiento pero carecen de palanca y fama para recibirlo. Miles de buenas personas de todos los credos, razas, identidades de género y etc y etc.
Los mismos que se indignan porque se critica la condecoración de don Norberto, critican que venga el papa y no propiamente a punta de poemas. Así mismo se les podría decir: ¿Entonces el problema es que sea sacerdote? Lo criticas solo porque es cura. –Es una manera estúpida de ocultar defectos por medio de títulos o identidades, es un blindaje para idiotas.
Asumir que al decir “peluquero” se agrede la identidad sexual de una persona es como asumir que la palabra “cura” es sinónimo de pederastia… Claro que en la lógica de los ultraevolucionados parece ser así… Ni modo de criticar. Celebremos entonces, junto a don Norberto, la entrada triunfal de Colombia al siglo 22. Esa muestra de inclusión gubernamental es el primer paso a la eterna redención de la razón… Mentiras, es el segundo, el primer paso es decir o escribir: los niños y las niñas, ellas y ellos, los profesores y las profesoras, los corruptos y las corruptas, los rateros y las rateras, los desfalcos y las desfalcas…

Se les recuerda a los y a las que se rasgan las vestiduras en su postura ultraevolucionada, que uno de los intereses de este “pasquín” (está bacano el mote, se le agradece al sabio) es el buen rock and roll… se nota que no saben de eso, “¿si o no mk?”, pues no hay nada más inclusivo e inteligente que el rock and roll… Aquí un tema de un gay que si merece cualquier medalla de cualquier congreso: https://www.youtube.com/watch?v=Svdun3TxVXw
Aunque, de repente prefieren a los homosexuales tipo Piroberta o tipo Disney, homosexuales que si venden y que quedan bien en las entrevistas de la mañana … Si así es, ni modo, nada qué decir.

Paz.

Att: #ProfesorRata